miércoles, 27 de abril de 2011

El Islam y la administración de los recursos hídricos

EL ISLAM Y LA ADMINISTRACIÓN DE LOS RECURSOS HÍDRICOS

Por: Muhammad Isa García.



Agrego al final, un video sobre un proyecto de reforestación y cuidado medioambiental desarrollado por una organización islámica sin ánimo de lucro.


Importancia religiosa del agua

El agua es de profunda importancia en el Islam. Se la considera una bendición de Dios que brinda y sustenta la vida, y purifica a la humanidad y la tierra.

La palabra árabe para el agua, ma', aparece sesenta y tres veces en el Corán. El trono de Dios se describe como descansando sobre el agua, y el Paraíso se describe como “Jardines por donde corren ríos”. El Sagrado Corán menciona que el agua es una creación preciosa y como tal debe ser valorada y respetada. La calidad de vida que otorga el agua se refleja en el versículo Coránico:

“…el agua que Dios hace descender del cielo y revive con ella la tierra árida”. (2:164)

No sólo el agua da vida, sino que también todos los organismos se componen de agua:

“Creamos del agua a todo organismo viviente”. (21:30)

Las personas en general consideran el agua para la higiene y el consumo, pero para los musulmanes, esta tiene una gran importancia espiritual y ritual, evidenciada en las abluciones realizadas antes de cada oración. El beneficio de estas oraciones, que constituyen uno de los Cinco Pilares del Islam, fue comparado por el Profeta Mujámmad (Bendiciones y Paz de Dios sean con él), con la purificación e higiene que proporciona el agua: “Las cinco oraciones son similares a un río que pasa por tu puerta en la que te bañas cinco veces al día.”
 
Agua y equidad

El Islam considera que asegurar la equidad dentro de la sociedad es el fundamento de su doctrina. Por eso vemos que los dichos del Profeta Mujámmad (ByP) fueron un ejemplo de esto, ya sea que se refieran a la preservación de la equidad o concretamente a la moderación en la utilización del agua. Por ejemplo: El Profeta (ByP) afirmó que tres personas serán ignoradas por Dios en el día del Juicio Final, y uno de ellos es “un hombre que posea agua de sobra y se la niegue a los viajeros.”

El Corán advierte a los seres humanos acerca de la distribución injusta al afirmar que las riquezas del mundo pertenecen a Dios, y que a estas riquezas no deben tener acceso solamente los adinerados. El reconocimiento del agua como una fuente vital a cuyo acceso todos tienen igual derecho, tanto ricos como pobres, queda demostrado en las siguientes palabras del Profeta (ByP): “Los musulmanes deben compartir igualitariamente tres cosas: las pasturas, el agua y la leña.” Aconsejado por el Profeta, uno de sus compañeros, Uzmán, que más tarde se convirtió en el tercer califa musulmán, compró un pozo de agua llamado Ruma a un particular y declaró esas aguas públicas, para que estuviesen al alcance de toda la comunidad.

Derechos del Medio Ambiente

En el Islam los seres humanos tienen el derecho básico a beneficiarse de los recursos naturales que Dios creó.
Los juristas musulmanes han hablado respecto de este tópico en sus tratados y establecieron que las prioridades del uso del agua son:
  1. El derecho a saciar la sed.
  2. El derecho del ganado a abrevar.
  3. El derecho a la irrigación de sembradíos.
Sin embargo, como veremos, el medio ambiente como entidad posee derechos claros e inconfundibles en el Islam.

Dios informa a los seres humanos acerca de los derechos de los animales al mencionarlos junto a los seres humanos en el siguiente versículo:

“No hay criatura que camine en la tierra o vuele con sus dos alas que no forme una comunidad igual que vosotros” (6:38).

No se puede dejar a los animales domésticos morir de sed si las personas tienen suficiente agua para saciar sus necesidades. El Profeta Mujámmad (ByP) dijo: "Existe una recompensa (de Dios) para quien ayude a cualquier ser viviente," y dijo: "Quien haga un pozo de agua en el desierto... no puede evitar que los animales sacien su sed en él.” El inmenso valor moral atribuido al acto de dar agua a cualquier criatura viviente se refleja en las siguientes palabras del Profeta (ByP): “Una prostituta fue perdonada por Dios, porque al pasar junto a un perro que jadeaba de sed junto a un pozo de agua, y al ver que el perro podía morir de sed, se sacó un zapato y atándolo con un pañuelo, sacó agua del pozo para darle de beber. Por ese acto (de misericordia) Dios le perdonó sus pecados”.

El Corán menciona que también la flora tiene derecho al regalo divino del agua:

“Y hemos hecho descender agua del cielo con la cual hacemos brotar toda clase de vegetación, y de ella resulta la cosecha de la cual producimos granos espigados. Y de los brotes de la palmera hacemos salir racimos de dátiles al alcance de la mano. Y vides, olivos y granados, todos de aspecto parecido pero de frutos con sabores diferentes” (6:99).

“¿Acaso no has reflexionado que Dios hace descender el agua del cielo, y luego hace que surja como manantiales en la tierra; y hace brotar con ella cultivos de diversos colores?” (39:21).

Estos versículos coránicos establecen la idea de que el agua la provee Dios para que todas las formas de vida se beneficien de ella.

El rol de la Humanidad como Guardiana del Agua (jalifa)

Los seres humanos somos responsables de asegurarnos que los regalos de Dios se preserven y sean accesibles para todos los seres vivos. En el Islam, la interacción con el medio ambiente está guiada por la noción de que los seres humanos somos los guardianes y protectores (Julafáh), y por lo tanto somos iguales a todos los demás seres vivos, pero tenemos una responsabilidad mayor: proteger y preservar el medio ambiente. Para el concepto islámico no somos los amos del planeta, sino sus amigos y guardianes. Dado que en idioma árabe una de las raíces de la palabra Islam es salam, que significa paz y armonía, el estilo de vida islámico supone vivir en paz y armonía con los individuos y la sociedad tanto como con el medio ambiente.

En la ley islámica, el medio ambiente está protegido por mandatos específicos para no alterar el equilibrio natural a través de la contaminación o actividades que destruyan el entorno. En el Corán, Dios ordena a los creyentes:

“¡No corrompáis la Tierra!” (2:11).

El significado de corrupción es muy amplio y diverso, pero puede ser interpretado como alterar el funcionamiento natural o arruinar los recursos naturales. Los eruditos musulmanes ya habían derivado de las fuentes de legislación islámica la aplicación de penas para el mal uso y la contaminación del agua hace más de 1.300 años. Esto abre la puerta al castigo o multa de los contaminadores a través de la legislación moderna. El Profeta Mujámmad (ByP) muy estrictamente prohibió el acto de orinar o defecar en las fuentes de agua. Esto indica que para la legislación islámica es una falta moral y un crimen verter a los mares, lagos, ríos y fuentes de agua de acceso público, los desechos cloacales sin tratar. Esto es una enseñanza de la tradición profética (la Sunnah), pero lamentablemente muchos musulmanes que dicen profesar un apego literal al ejemplo del Profeta (ByP) y sus rectos sucesores no consideran esto como algo prioritario.

La conservación del Agua

El Corán afirma con respecto al agua:
  1. Que las reservas de agua son limitadas.
  2. Que el agua debe utilizarse con mesura y moderación.
El Islam enseña que el agua es limitada y que su utilización debe ser sensata y moderada, ya que el suministro no puede incrementarse infinitamente. Dios afirmó esto cuando dijo:

“Hacemos descender del cielo el agua en una medida limitada” (23:18).

El Corán menciona que los seres humanos podemos utilizar los regalos de Dios para nuestro sustento con moderación, pero evitando el exceso y el derroche:

“Comed y bebed con mesura, porque Dios no ama a los derrochadores” (7:31).

Los dichos proféticos son más específicos. El Profeta Mujámmad (ByP) “solía realizar la ablución con una medida de agua llamada sa’ (igual a dos tercios de litro), y solía tomar un baño con cinco medidas sa’ (igual a dos litros y medio).” Alguien podría pensar que esto se debía a que el Profeta Mujámmad (ByP) vivía en tierras áridas, sin embargo, el Profeta (ByP) prohibió el desperdicio hasta en condiciones de abundancia cuando dijo: “No derrochen agua ni siquiera al realizar la ablución en las orillas de un río.”

Principios sobre el manejo del agua

Algunos de los principios sobre el manejo del agua en el Islam son: el agua como bien social, el manejo de la demanda del agua y el manejo integrado de los recursos acuíferos. El objetivo fundamental de estos tres principios es asegurar la equidad.

El agua como bien social
  • El acceso al agua es primero que todo un bien público y social en el Islam, ya que es un regalo de Dios.
  • El agua pertenece a la comunidad en su conjunto; ningún individuo puede poseer el recurso del agua como monopolio.
  • La primera prioridad sobre el uso del agua es el acceso al agua potable en una cantidad y calidad aceptables para el consumo humano, y cada individuo tiene derecho a cubrir con ella sus necesidades básicas.
  • La segunda y tercera prioridades para el agua son el sustento de animales domésticos e irrigación.
  • La humanidad es la guardiana del agua en la Tierra.
  • En el medio ambiente, la flora y la fauna poseen un fuerte y legítimo derecho al agua y es vital protegerlos para proteger el medio ambiente. Los individuos, organizaciones y Estados son responsables del daño que causan al medio ambiente o a los derechos de su prójimo sobre el ambiente, incluidos el uso del agua.
  • Los recursos acuíferos deben ser utilizados de manera racional y sostenible para evitar su agotamiento.
  • El manejo sostenible y equitativo del agua depende de seguir valores universales como la justicia, la equidad y el respeto al prójimo.

Manejo de la demanda del agua
  • La conservación del agua es central para el Islam. Las mezquitas, instituciones y escuelas religiosas deberían comprometerse con la difusión de este principio y complementar otros esfuerzos educativos.
  • Está permitido en el Islam la reutilización del agua residual; sin embargo, el agua debe tener un nivel requerido de tratamiento para asegurar la pureza y salubridad necesaria para el propósito que se utilice.
  • Está permitida la comercialización y gravamen completo del saneamiento: es decir, el costo completo del tratamiento, almacenamiento y distribución del agua, así como también el costo de la recolección del agua residual, tratamiento y disposición. Sin embargo, el precio del agua debe ser razonable así como también su saneamiento debe ser eficiente.
  • La privatización del servicio de distribución del agua está permitida en el Islam, pero el Estado tiene el deber de asegurar la inexistencia del monopolio, y un precio y servicio justo.

Manejo integral de los recursos hídricos
  • El manejo del agua requiere utilizar el concepto de asamblea o consulta (shura) con todos los interesados y beneficiarios.
  • Todos los miembros de la comunidad, hombres y mujeres, pueden jugar un rol efectivo en el manejo del agua y deben ser alentados a hacerlo.
  • Las comunidades deben ser pro-activas para asegurar el acceso equitativo a los recursos acuíferos.
  • Todas las naciones tiene la obligación de compartir el agua de manera justa con otros estados o naciones.
  • El manejo integrado del agua es una herramienta necesaria para el balance de la equidad entre todos los pueblos y sectores sociales.



Artículos Relacionados

De Agua y Refrescos (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2011/03/de-agua-y-refrescos.html).

Los intereses y su papel en la economía y la vida (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/11/los-intereses-y-su-papel-en-la-economia.html).

El mal del tabaquismo (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2009/11/el-mal-del-tabaquismo.html).

Pedagogía de la desinformación: Haití (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/01/pedagogia-de-la-desinformacion-haiti_16.html).

La Crisis del Sistema Financiero: El Islam es la Alternativa (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/02/la-crisis-del-sistema-financiero-el.html).

Mujámmad, el más grande de los revolucionarios (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2011/07/mujammad-el-mas-grande-de-los.html).

 El Alcohol en el Islam (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2009/12/el-alcohol-en-el-islam.html).
Share:

0 comentarios: