sábado, 8 de mayo de 2010

Las preguntas sobre el 9/11


Las preguntas sobre el 9/11

Por: Said Abdunur Pedraza


Once de septiembre de 2001. Yo trabajaba como ingeniero senior para una multinacional de tecnología, era el director técnico de un proyecto de desarrollo de software en un contrato de outsorcing para una de las empresas de seguros más grandes del país. Trabaja en el centro de la ciudad, en uno de los pisos intermedios de una de las torres más altas y representativas de Bogotá. En la gran oficina, trabajábamos varias docenas de ingenieros de desarrollo y de soporte, separados apenas por delgados paneles de poco más de un metro de altura, de modo que la comunicación era sencilla. Así que, cuando uno de mis compañeros, que gustaba de escuchar permanentemente las noticias en un pequeño radio con audífonos, se levantó y anunció que un avión se había estrellado contra una torre del World Trade Center, todos nos dimos por enterados. No se sabía qué había ocurrido con exactitud, parecía un accidente, y ocupados como estábamos, le encargamos nos fuera informando lo que ocurría, mientras continuábamos trabajando. Después habló de un segundo avión y quedó claro que no se trataba de algo accidental. Yo era aficionado por aquel entonces a simuladores de vuelo comercial y de combate, y lo primero que pensé fue en lo difícil que es atinarle a un edificio con un jet, sólo un piloto de mucha experiencia lo lograría al primer intento.

Lo recuerdo vívidamente, porque cuando mi compañero dijo que una torre se había caído, no le creí, pensé que había escuchado mal, o que el periodista había exagerado la noticia. Se lo hice saber con tal certeza, que el ingeniero titubeó y hasta se sintió avergonzado por haber creído tal cosa. Le dije que quizás, a lo sumo, la parte superior de la torre se había derrumbado, pero hasta ese día, no cabía en la cabeza de ninguna persona que un edificio de ese tipo cayera por el choque de un avión. De hecho, no era la primera vez que un avión se estrellaba contra un edificio. Las Torres Gemelas habían sido diseñadas para soportar el choque de un 707, precisamente porque antes de tal diseño, un avión privado se había accidentado, estrellándose contra un edificio, accidente que había inspirado una película que yo había visto de niño (recordemos que las películas Aeropuerto, con historias de siniestros aéreos de todo tipo, hicieron furor en los años 1970, así que uno estaba en cierta forma familiarizado con el tema) [1]. Además, porque ya en 1945, un bombardero B-25 había chocado contra el Empire State. [2].

Tampoco era la primera vez que un edificio sufría un incendio devastador. Cuando yo era muy niño, otra de las torres más altas y representativas de la ciudad, el edificio Avianca, ardió durante muchas horas. En esa época, el cuerpo de bomberos no estaba preparado para algo así, el agua de las mangueras sólo podía alcanzar el piso 12, y el edificio ardió de allí hacia arriba con libertad, frente a la mirada impotente de todos. [3] Es otro recuerdo vívido en mi memoria, porque por encima de mi casa pasaban los helicópteros todo el día, y yo podía ver la gruesa columna de humo negro por la ventana de mi cuarto. 4 muertos, 63 heridos, 12 horas de fuego. [4] Y hoy día, el edificio sigue allí, en pie, y en pleno funcionamiento, más de 30 años después.

Unos años después del incendio del edificio de Avianca, recuerdo haber escuchado algo acerca de que habían inventado un nuevo sistema de demolición, gracias al cual, podían volar un edificio sin afectar a los que estaban al lado. Otro de esos recuerdos que quedan grabados por la impresión que provocan. Seguramente, quien me comentó el asunto no hablaba de la primera demolición controlada en la historia, pero así lo creía, y en mi cabeza infantil la imaginación no fue suficiente para hacerme a la idea de cómo dinamitaban un edificio sin afectar los contiguos. Fue años después, cuando vi por televisión una demolición de este tipo, que capté el asunto. [5] En toda mi vida, en todo lo que he leído, visto y escuchado, jamás he sabido de un edificio que colapse en una implosión simétrica, con excepción de las Torres Gemelas, el WTC7, y los edificios demolidos intencionalmente de esta forma. Por eso, cuando ese 11 de septiembre salí a almorzar y en el restaurante vi las noticias, en las que mostraron cómo cayeron las torres, no podía salir de mi asombro. “Era cierto” fue lo único que pensé. Había visto documentales sobre la historia de los rascacielos y había leído sobre la construcción de las Torres Gemelas. De modo que cuando reaccioné, lo primero que se me ocurrió fue: todos los edificios modernos están construidos de forma similar a esas torres, ¿qué clase de estructura endeble sostiene, entonces, los edificios modernos? ¡Nadie volverá a sentirse a salvo en ningún rascacielos en el mundo!

Hay que tener en cuenta que yo viví la época de Pablo Escobar, y no olvido el atentado al edificio del DAS: 500 kg de explosivos, más de 70 muertos y 500 heridos, [6] una devastación nunca vista en el país ni en el mundo (seis años después sería superado por el atentado contra el edificio federal en Oklahoma, manteniéndose hasta ahora como los dos mayores atentados terroristas de su tipo). [7] El edificio del DAS quedó en pie y fue reconstruido, aún hoy está en funcionamiento (el de Oklahoma también quedó en pie, aunque lo demolieron después). Sin embargo, que las torres hubieran caído podía darle muchas ideas a futuros actos terroristas en la ciudad. El 7 de febrero de 2003, 200 kg de C-4 y amonio puestos en un auto estacionado en la parte inferior, destruyeron buena parte del Club El Nogal, al norte de la ciudad, de modo que el temor no era infundado. Pero este edificio tampoco cayó. [8]

Pronto hice una pequeña colección de videos, fotografías y artículos sobre el tema, que descargué de Internet en la oficina. No con ánimo de investigar el asunto, simplemente los tengo guardados como documentos históricos.

Los noticieros dejaron de hablar de las Torres. Pero a través de los años, con alguna frecuencia se vuelve al tema, siempre para justificar el asunto de la “guerra contra el terrorismo”, término que quizá tenga algún sentido para los gringos y europeos, pero que en Colombia no significa nada. ¿Acaso la “guerra contra el terrorismo” ha hecho algo respecto a las FARC, los paramilitares, y el terrorismo de estado en este país? [9] No, aquí la percepción generalizada es que se trata de un asunto entre los Bush y los iraquíes por cuestiones del petróleo. Algo que en nada afecta nuestra realidad diaria. Por fortuna, agregaría yo.

Fue algún tiempo después que me enteré de dos cosas que me parecieron igualmente sorprendentes. La primera, que los sucesos del famoso 9/11 dispararon el interés de mucha gente, principalmente jóvenes, en conocer el Islam, en especial en Norteamérica y Europa. Y la segunda, que una mayoría de estadounidenses, y entre ellos los familiares de las víctimas de la caída de las torres, estaban exigiendo furiosamente respuestas de parte de su gobierno, al encontrar que la versión oficial sobre lo sucedido resulta inconsistente y hasta absurda.

Mi interés en el 9/11 ha estado marcado por la primera. He querido saber más sobre cómo los discursos de Bush fueron el motivo de la conversión al Islam de muchas personas, y de cómo el constante ataque de los medios contra el mundo Islámico, ha llevado a mucha gente a ponerse del lado de los Musulmanes, e incluso, a hacerse Musulmanes ellos mismos. [10] Pero leyendo sobre eso, he encontrado mucha información sobre las inconsistencias del informe oficial que la comisión convocada por Bush publicó sobre ese día. Inconsistencias que sólo han sido reforzadas por las actuaciones absurdas del gobierno, como la falacia de las “armas de destrucción masiva” que nunca se encontraron en Irak, pero que fueron utilizadas como excusa para la invasión; como los maltratos y torturas a las que los soldados gringos han sometido a los prisioneros; como los abusos en Guantánamo, o como la clara alianza entre la familia Bush y la familia Bin Laden.

Hoy día, aún hay personas que aceptan la teoría de que las Torres Gemelas colapsaron a causa del fuego. Sin embargo, más espectacular fue el incendio, en 2009, de un edificio de la televisión estatal China en Pekín, edificio que quedó en pie tras el infierno de más de tres horas. O el de la Torre Windsor, en Madrid en 2005, que estuvo ardiendo durante 24 horas sin que el edificio colapsara (les tomó unos 6 meses demoler el edificio luego del incendio). Nunca antes o después de la caída de las torres, un rascacielos de estos ha colapsado por culpa de un incendio, pues están diseñados y hechos con materiales que resisten el calor. Los modernos rascacielos, construidos con armazones de acero, resisten más de 1000 °C. De hecho, el fuego en las torres gemelas produjo poco calor por falta de oxígeno, a juzgar no sólo por el color de las llamas como se ve en los videos, sino porque varias personas que estaban en pisos por encima de la zona de impacto, pudieron bajar y ponerse a salvo, atravesando la franja del edificio que ardía.

Otros insisten en que fue definitivo el impacto de los aviones. Pero tenemos otros casos en los que no ha sucedido nada similar. Por ejemplo: un avión militar de Ecuador se incrustó en un edificio de apartamentos en Lima, en 2009. El edificio no colapsó. [11] Un gigantesco carguero militar Antonov An-124, con dos cazabombarderos en su bodega, se estrelló contra un edificio de apartamentos en 1997, y continuó desplazándose por la calle de una ciudad siberiana, incendiando un total de 5 edificios, ninguno de los cuales colapsó. [12] Y ya hablé del choque de un bombardero militar contra el Empire State en 1945, y como todos sabemos, el Empire State sigue en pie y funcionando. El propio Paul Craig, quien fuera subsecretario del tesoro de la administración Reagan, aseguró: "Es un hecho indiscutible que la versión oficial sobre el colapso de los edificios del WTC es falsa."

Pero, si las Torres Gemelas no cayeron por culpa del impacto de los aviones (para el que estaban preparadas), ni por los incendios subsecuentes (que fácilmente podían ser soportados por los materiales de su estructura), entonces ¿qué fue lo que ocurrió?

El asunto, casi una década después, sigue lejos de estar claro. Para complicar más las cosas, no han faltado locos que han inundado la Internet con teorías ridículas que hablan de tecnología de hologramas, OVNIS, y toda suerte de absurdos, para “explicar”, si es que cabe tal palabra, los vacíos que subsisten en relación al 9/11. Por supuesto, las preguntas siguen allí, sin respuesta. Por ejemplo: Cuatro aviones sobrevolando el espacio aéreo más controlado del mundo, uno de ellos choca contra el edificio más protegido del mundo una hora después del primer choque contra la torre norte del World Trade Center. Las películas nos muestran a Estados Unidos como la súper potencia militar inexpugnable. Sin embargo, los medios y el gobierno del país con el ejército más poderoso del planeta, nos dicen que durante el 9/11, cualquier hijo de vecino se tomaba un avión y se paseaba por todo el espacio aéreo gringo, sin que la fuerza aérea, ni las defensas antiaéreas, ni ninguno de los grandes héroes militares gringos, hiciera nada al respecto. ¿En qué se gastan tantos millones de dólares, dedicados cada año a la defensa? ¿Cómo es posible que todos los que han sido identificados como los terroristas que se tomaron los aviones, tuvieran visa legal de ingreso, a pesar que no habían cumplido con toda la documentación para ello? ¿Por qué la mitad de los que fueron identificados como los terroristas que estrellaron esos aviones, después aparecieron vivos, inocentes de lo que se les acusaba? ¿Cómo pudo evaporarse el avión que se estrelló contra el Pentágono sin que quedara rastro siquiera de sus motores enormes, sólidos, compactos y resistentes al calor?

Esta breve nota es para invitar a todos a observar los siguientes documentales, que lejos de proponer absurdas teorías de conspiraciones maquiavélicas, exponen los hechos con objetividad, y plantean las preguntas que nadie ha querido responder. Las conclusiones pueden ser muy diversas, pero una cosa sí está muy clara: el asunto no es como nos lo han pintado. Y no hay que ser genio para comprenderlo. Se dice que todo se evaporó, hasta el concreto se pulverizó, no se encontró ni un teléfono entero entre los escombros, mucho menos un escritorio. Pero después se dijo que habían hallado, intacto, el pasaporte de uno de los terroristas. Quizás pensaron: “Si se creyeron que las torres cayeron por el incendio, se van a creer cualquier cosa que les digamos.” Teniendo en cuenta que al edificio WTC7 no lo tocó ningún avión, y los medios dijeron que había caído por los escombros de las torres y el fuego subsecuente, bueno, parece que tenían razón: si uno se cree eso, se cree cualquier cosa.

El primer documental es italiano. Está en italiano con subtítulos en español, y lo considero el más completo, serio y objetivo que jamás haya visto sobre el tema:




El segundo es un documental estadounidense que gira alrededor del trabajo de algunos familiares de víctimas de las Torres Gemelas, que se han unido y se han esforzado en conseguir respuestas por parte del gobierno (sin resultados). Está en inglés con subtítulos en español:




Y el tercero es otro documental italiano, doblado al español, que se centra en el aspecto científico de la caída de las torres y complementa muy bien a los otros dos.



Tres películas que nos hacen reflexionar sobre cómo los poderosos manejan la información y justifican invasiones como las de Irak y Afganistán. Agrego un breve video que plantea una serie de interrogantes sobra la manera como los medios de comunicación manejaron la información ese día.



Y por último, este video donde aparece un científico alemán defendiendo la tesis de que las Torres Gemelas en realidad fueron demolidas de manera controlada:



Adicionalmente, aquí se pueden ver entrevistas, videos y leer acerca de la exigencia que el actor gringo Charlie Sheen hace al gobierno de Estados Unidos para que investigue y revele la verdad:

http://pijamasurf.com/2009/09/charlie-sheen-exige-a-obama-revelar-la-verdad-sobre-el-falso-ataque-del-9-11/

Y aquí una detallada descripción en un artículo muy completo:

http://www.mov-condor.com.ar/documentos/LOS%20MUSULMANES%20SUSPENDEN%20LAS%20LEYES%20DE%20LA%20FISICA.htm

Más al respecto en http://www.despertar-social.com/index.php?option=com_content&view=article&id=47&Itemid=144

----------
NOTAS

[1] Véase http://es.wikipedia.org/wiki/Aeropuerto_%28pel%C3%ADcula%29 y http://lascronicasdetino.es.tl/Aeropuerto-77.htm.

[2] “La mayor parte de los restos del avión penetró el piso 78. Un motor se precipitó por el hueco de un ascensor y provocó un incendio furioso en el sótano”. Tomado de http://www.evesmag.com/empirestatecrash.htm.

[3] http://www.youtube.com/watch?v=JsMksZAw_5U.

[4] http://www.museovintage.com/imagenes/1970_incendioavianca.htm.

[5] http://www.invdes.com.mx/anteriores/Abril2002/htm/demolicion.html.

[6] http://www.citytv.com.co/videos/11590/el-atentado-al-edificio-de-das-es-uno-de-los-peores-atentados-en-la-historia.

[7] http://es.wikipedia.org/wiki/Atentado_de_Oklahoma_City.

[8] http://es.wikipedia.org/wiki/Atentado_al_Club_El_Nogal

[9] Véase http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/02/libertad-una-cuestion-de-elite.html.

[10] Véase http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2009/11/romper-esquemas.html.

[11] http://www.vistazo.com/webpages/pais/?id=5725.

[12] http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=82549.


Artículos Relacionados

La patraña de Al Qaeda (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/05/la-patrana-de-al-qaeda.html).

Noam Chomsky: Mi Reacción a la Muerte de Osama bin Laden (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2011/05/noam-chomsky-mi-reaccion-la-muerte-de.html). 

El Islam y la espada (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2011/09/el-islam-y-la-espada.html).

Romper Esquemas (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2009/11/romper-esquemas.html).

Islam y Terrorismo (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2009/11/los-musulmanes-son-fundamentalistas-y.html).

Con Ignorancia no hay Paz (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2009/11/con-ignorancia-no-hay-paz.html).

La razón por la que me convertí en musulmán el 11 de septiembre de 2001 (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2011/09/la-razon-por-la-que-me-converti-en.html).

De Engaños y Mentiras (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2009/11/de-enganos-y-mentiras.html).

Los mitos sobre el Islam (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2009/12/los-mitos-sobre-el-islam.html).

Paz, Propaganda y la Tierra Prometida (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/05/paz-propaganda-y-la-tierra-prometida.html).
Share: